WPO

¿Qué es?

Es optimizar una web para que cargue más rápido.

 Así de “sencillo”.

 Y viene de “Web Performance Optimization” como tantos otros palabros en inglés.

¿Por qué ahora todo el mundo habla de ello?

Bueno pues porque 1) hay mucha gente haciendo webs y 2) Google favorece a las webs que cargan rápido.

También es sencillo.

Ante toneladas de la misma información en internet, el usuario ni siquiera espera 3 segundos a que cargue una página.

Si no carga rápido… hace clic, vuelve atrás, y entra en el siguiente resultado.

De hecho, es probable que hayas llegado hasta aquí porque ninguna otra web te ha dado la respuesta a tu pregunta de una forma más… sencilla que ésta.

¿Debo optimizar mi web o la web de mi cliente?

Eso depende de si quieres aumentar la posibilidades de que la gente te encuentre usando Google.

Si realmente no vas a mimar tus contenidos, entonces da igual.

Ya puedes optimizar la web para que cargue en -1 segundos, que si tus contenidos no son relevantes, el WPO no va a hacer ningún milagro.

En caso contrario, sí, deberías optimizarla.

— Eh, ¿y la de mis clientes?

Bueno, si te consideras un buen profesional deberías hacerlo.

Además el WPO trae como consecuencia una mejor usabilidad web, que es una mejor experiencia para el usuario, que es de lo que se trata.

Pero tanto tú como tú cliente deberíais saber que las labores de WPO son un “lujo”.

Es decir, no están en el 80% de acciones básicas a la hora de montar un sitio web.

Se trata de una “optimización fina”.

Entonces…

  • Si vas a encargar una web y pagar por ello, ten en cuenta que si no remuneras al profesional con la tarifa que merece, es probable que no realice estas optimizaciones finas (o no las haga tan bien como podría hacerlas).

  • Y si te han encargado una web por la que cobras dos duros… ¿cómo esperas hacer de tu negocio algo rentable a la vez que entregas un buen trabajo de diseño revisado con el detalle que algo así requiere?

Estas cuestiones me parecen mucho más fundamentales que la parte técnica.

Pero como sé que es probable que hayas venido por temas de “velocidad web”, hablemos de ello.

Principales problemas causantes de una incorrecta WPO

Hay ciertos cuellos de botella comunes que ralentizan una página y te voy a explicar cuáles son.

Imágenes

  • Carruseles de imágenes inútiles.
  • Imágenes en ultra-alta-resolución.
  • Imágenes innecesarias en diferentes tamaños.
  • Imágenes que se cargan aunque no se muestren en pantalla (lazy loading).

Todas ellas son las causas típicas relacionadas con las imágenes.

Hoy día existen plugins (si trabajas con WordPress) que se encargan de ayudarte a optimizarlas incluso sobre la marcha, pero eso lo veremos en otro post más detalladamente.

Hosting

El lugar donde hospedas la web es crucial para su velocidad.

Un hosting sospechosamente barato (lo que implica que compartes IP con cientos de webs más) o que hoy en día no use discos SSD y tenga un buen perfil tecnológico…

… te tendrá noches sin dormir intentando optimizar el WPO de las páginas para nada.

De donde no hay no se puede sacar.

Por eso recomiendo este a mis clientes y prefiero trabajar ahí. 

Plugins

Se pueden instalar decenas de plugins sin sentido en una web que no hacen más que perjudicar el rendimiento.

Para el 80% de los casos no es necesario instalar más de 10 plugins en WordPress.

Esto es como el minimalismo, cuantos menos plugins necesitas, más feliz eres.

Menos problemas en todos los sentidos (mantenimiento, WPO, incompatibilidades, cuelgues, exceso de scripts y peticiones externas…)

Maquetadores Visuales

Por suerte hay donde escoger y todos son bastante buenos.

Pero algunos generan código menos limpio que otros.

En cierto modo es algo similar a los plugins… no siempre es necesario recurrir a un determinado maquetador para implementar una web.

Si todo lo anterior está correcto, lo siguiente que deberías optimizar es el código generado por el maquetador…

… simplificando elementos.

… escribiendo código a mano para algunas partes.

… cambiando de maquetador (asunto serio cuando el proyecto ya tiene mucho recorrido, por eso es interesante hacer las cosas bien desde el principio).

Tipografías

Si realizas llamadas a servidores externos para cargar tipografías específicas estás alterando la carga de la web.

Si dicho recurso se cae o no va bien… penaliza a tu sitio.

Así que si tienes muy clara la tipografía y posees los archivos, es interesante programar la web con las tipografías justas incluidas en el diseño y en tu propio servidor.

Redes Sociales

Infinidad de iconos, scripts rastreadores, funciones para compartir, widgets y demás morralla con la que ciertos plugins (oficiales o no) infectan tu web.

La mayoría de las veces no es necesario recurrir a ellos y es recomendable evitarlos.

Medir la Velocidad Web y por tanto el WPO

Existen infinidad de herramientas, siendo algunas de las más comunes:

Algunos te dirán que te guíes por la que realiza labores más precisas de medición.

Pero ¿sabes qué?

Una de ellas pertenece a Google.

¿Te imaginas cuál usará el buscador que monopoliza las búsquedas en el 80% del mundo digital para valorar si tu web está bien optimizada en términos WPO?

No le quites el ojo a esa.

Plugins para auto-optimizar el WPO en WordPress

Es un caso parecido a los optimizadores de imágenes.

Analizaré estos plugins más detalladamente en otro post.

Pero quédate con la idea de que a veces el remedio es parte del problema.

Algunos de estos plugins monitorean constantemente la base de datos y la instalación de WordPress con cada nuevo evento.

Esto en sí mismo es un recurso que puede ralentizar la web.

O lo que es peor… provocar otro tipo de fallos y conflictos con plugins más necesarios o versiones nuevas de WordPress.

¿Merece la pena?

Dependerá del caso y de cuánto conozcas y confíes en la herramienta en cuestión.

 Mención especial a los plugins de caché

 Estos plugins aunque no están estrictamente pensados para mejorar el WPO o la velocidad web, son muy buscados para manejar la carga en caché del sitio.

 A veces, al igual que los plugins “optimizadores”, causan más problemas que soluciones.

 Se cuelgan, ralentizan, o hacen que te vuelvas loco intentando encontrar un fallo de diseño que ha sido inexplicablemente cacheado por la herramienta.

 Si es posible, evítalos, o utiliza solo uno de mucha confianza.